miércoles, 18 de junio de 2008

"veganismo" en Argentina


UVAPRESS
Argentina

Agencia EFE


Las denuncias de los granjeros destapan el fenómeno del "veganismo" en Argentina

Los criadores de animales de granja y los peleteros de Argentina han puesto el grito en el cielo por lo que consideran una ola de ataques de "veganos", vegetarianos estrictos que luchan contra el trato atroz a los "animales no-humanos".

Los "veganos" también libran su propia batalla en internet, donde exhiben imágenes espeluznantes del trato cruel que el hombre puede llegar a dar a los animales y explican su filosofía de vida.

Su última aparición fue hace un mes en la elegante calle Florida, en el centro de Buenos Aires, donde hicieron pintadas y vociferaron consignas en contra de los negocios de venta de artículos de cuero y pieles, que por estos días atraen a decenas de turistas.

Además de no consumir carne, huevos, lácteos, miel ni drogas derivadas de laboratorios que investigan con animales, tampoco comen vegetales expuestos a abonos de origen animal, ni usan tejidos de lana, seda natural, cueros ni pieles.

Según explicaron a Efe integrantes del movimiento, esta filosofía pone en rango de igualdad a animales "humanos y no-humanos", por lo que aborrecen los zoológicos, las carreras de caballos, los circos con animales y cualquier otra forma de "esclavitud".

En Argentina, sus militantes son en su mayoría jóvenes menores de 30 años y pertenecientes a vertientes muy diversas, desde anarquistas hasta "hare krishnas".

Eso explica la divergencias de opinión sobre las llamadas "acciones directas" que buscan terminar con el "sufrimiento animal".

De hecho, al indagar en el "veganismo" se descubre una primera división, entre los "bienestaristas", aquellos que bregan por el trato ético hacia los animales, y los "abolicionistas", que no admiten ningún tipo de utilización o sometimiento de los animales.

"El vegetarianismo es una forma de vida no violenta basada en el respeto a la vida. Sólo estamos a favor de las acciones legales, expresarse en el marco de la ley", dijo a Efe Manuel Alfredo Martí, de la Unión Vegetariana Argentina.
La agrupación Anima Naturalis también ha optado por formas "legales" de protesta, como una campaña que acaba de lanzar en Argentina contra del uso de pieles, pero para los partidarios de las "acciones directas" estas iniciativas son un fiasco.

"Los bienestaristas promueven un lento cambio en las condiciones en que se cría, mata y explota a los animales. Eso es una hipocresía pues, si hablamos de vidas, es necesaria y urgente una acción directa contra las injusticias que se ciernen sobre los animales inocentes", señaló Jill a Efe.

Esta joven es consciente de que su postura les margina, pero defiende un cambio de conciencia sobre los hábitos que "afectan no solo a los demás animales, sino también al propio ser humano y la Tierra".

UVA