lunes, 8 de octubre de 2007

Comer carne calienta el planeta



UVA PRESS
Argentina


Secretaría de Ambiente de la Nación

Un informe difundido hoy por esta secretaría confirma que el aumento de lluvias y temperaturas que viene sufriendo nuestro país desde hace algunas decadas, se debe a los efectos del Cambio Climático.

Según este análisis, el 95 % de la emisión de gases proviene de la producción industrial, agrícola y ganadera, mientras que solo el 5 % restante de los residuos y desechos.

Este informe forma parte de la II Comunicación del Gobierno argentino a la Conferencia de las Partes sobre cambio Climático difundido hoy por la titular de Ambiente, Romina Picolotti.

Este será presentado por nuestro país, ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio Climático.

Especificamente, las emisiones de gases productores del efecto invernadero en Argentina, tienen origen en la explotación agrícola, que produce óxido nitroso; el ganado vacuno, que a través de la fermentación entérica produce metano; el transporte carretero, que emite dióxido de carbono; la producción de energía y los procesos industriales.

Esto no hace otra cosa que corroborar el estudio emitido por la FAO, donde claramente responsabiliza a la industria de la carne mundial, como el mayor emisor de GEI gases de efecto invernadero.

La explotacion agricola (hoy, mayoritariamente dedicada forrajes), el ganado, el transporte relacionado con ambos, las industrias derivadas y el consumo de energía y agua que implican, hacen de esto un cocktel suicida para la humanidad.

La funcionaria nacional explicó que las implicancias en el cambio climático, generado por la emisión de GEI, afectó "a todo el territorio nacional con un incremento en las precipitaciones medias y anuales, sobre todo en el noroeste y en el centro del país".

UVA